Pese a algunas fluctuaciones en determinados años, la tendencia del consumo de banana se mantuvo bastante estable de 2010 a 2016. Anteriormente, el consumo crecía a un ritmo de doble dígito. En cuanto a precios mayoristas, el mercado se contrajo a 6.000 millones de dólares en 2016, indicador de la tendencia a la baja que se inició en 2010 (como estima IndexBox). Esta cifra refleja el ingreso total de los productores y los importadores (excluidos costes logísticos, costes de venta al por menor y márgenes de los retailers, que se incluirán en el precio al consumo final). Según el informe “Sudamérica: Bananas – Informe de mercado. Análisis y previsión hasta 2025”, publicado recientemente por IndexBox, el mercado de la banana de Centroamérica y Sudamérica se situó en 14,1 millones de toneladas en 2016.
Se prevé que el consumo de banana alcance 14,7 millones de toneladas en 2025
En el mediano plazo, se espera que los mercados de la banana en los países de Centroamérica y Latinoamérica continúen creciendo de forma moderada. Las bananas son uno de los alimentos básicos de estas regiones, donde, dependiendo de la variedad, la banana no se utiliza solo como postre, sino también como alimento de primera necesidad. Por tanto, la demanda seguirá siendo estable en los países de Centroamérica y Latinoamérica.
El crecimiento poblacional previsto impulsará el consumo de bananas en estos países, que se espera que crezca un 0,5% de media al año de 2016 a 2025. Para, se espera que el volumen de mercado alcance 14,7 millones de toneladas.
Brasil consumió casi la mitad de las bananas producidas en Centroamérica y Sudamérica
Los países donde mayor fue el consumo fueron Brasil (48% del total), México (14%), Guatemala (9%), República Dominicana (5%), Argentina (4%), Venezuela (3%), Ecuador (3%), Cuba (2%) y Haití (2%). Juntos, los países restantes supusieron casi el 10% del consumo total de banana en Centroamérica y Sudamérica.
Las tasas de crecimiento anual más elevadas en cuanto a consumo de banana de 2007 a 2016 se registraron en la República Dominicana, con un +9,4% al año, y Guatemala, con un +6,1% al año. Por consiguiente, Guatemala (+3 puntos porcentuales) la República Dominicana (+4 puntos porcentuales) fortalecieron sus cuotas de consumo regional de 2007 a 2016. En cambio, las cuotas de Brasil y Ecuador disminuyeron 3 puntos porcentuales cada una en el periodo analizado.
Entre los países de más consumo, se registraron niveles elevados de consumo per cápita en Guatemala (80 kg/año) y la República Dominicana (64 kg/año), muy por encima de la media regional, 2 kg/año. En estos países, el consumo per cápita creció perceptiblemente en 2007-2016. Los países con el menor consumo per cápita con 15 kilos anuales, México (-1,3%) y Venezuela (-2,0%), experimentaron una tendencia a la baja. En Argentina, donde el consumo se situó en 14 kilos al año, tan solo se registró un ritmo moderado de crecimiento.
La producción en Centroamérica y Sudamérica se contrajo ligeramente
La producción de bananas pasó de 25,7 millones de toneladas en 2007 a 28,7 millones de toneladas en 2016, con un 1,3% de crecimiento al año, en los últimos nueve. Se produjo una tendencia general al alza, con tan solo unas leves fluctuaciones de 2007-2016. En términos de valor, fueron 12.400 millones de dólares en 2016, una ligera contracción después de años de crecimiento constante.
Brasil y Ecuador fueron los principales productores de Centroamérica y Sudamérica
En 2016, Brasil (24%) y Ecuador (23%) fueron los principales productores de banana de Centroamérica y Sudamérica. Otros productores importantes fueron Guatemala (13%), Costa Rica (8%), México (8%), Colombia (7%) y la República Dominicana (4%). En la República Dominicana y Guatemala, los niveles de producción se incrementaron un +8,5% y un +5,7% al año entre 2007 y 2016, lo cual se atribuye en su mayor parte a un crecimiento pronunciado de las zonas cosechadas y de la mejora del rendimiento.
Aproximadamente el 5% del consumo total en Centroamérica y Sudamérica fue importado
En Centroamérica y Sudamérica, la mayoría de los países no dependieron de las importaciones, pero se registró una alta proporción de importaciones en el consumo en Argentina, que le compró bananas a Ecuador y Bolivia. El volumen total importado en esta región supuso tan solo un 5% de lo consumido. La región exporta en torno al 54% de la producción. Desde 2010, esa cuota ha aumentado ligeramente en 10 punto porcentuales.
Ecuador, Guatemala, Costa Rica y Colombia se mantienen como principales exportadores
En 2016, el volumen total de bananas exportadas desde los países de Centroamérica y Sudamérica ascendió a 15.409 toneladas en 2016, con un aumento constante en los tres últimos años. Anteriormente, de 2007 a 2014, se había registrado una tendencia relativamente plana, cuando comenzó la tendencia actual. En términos de valor, se ascendió a 6.633 millones de dólares en 2016, con un crecimiento enérgico a una tasa anual media de un 7,5% de 2007 a 2016, impulsado por una fuerte demanda de bananas en todo el mundo y un precio de exportación al alza.
Ecuador (6.176 toneladas), Guatemala (2.478 toneladas), Costa Rica (2.370 toneladas), Colombia (1.961 toneladas), Honduras (660.000 toneladas), México (462.000 toneladas) y la República Dominicana (402.000 toneladas) fueron los principales proveedores de bananas, con una cuota conjunta del 94% del total de las exportaciones. Estos países constituyen los mayores proveedores de bananas no solo de Centroamérica y Sudamérica, sino también de todo el mundo. De 2007 a 2016, México (+30,7% al año) y Guatemala (+5,5% al año) fueron los proveedores que más rápido crecieron entre los principales exportadores; por tanto, México, que anteriormente exportaba cantidades de bananas insignificantes, se convirtió en un proveedor destacado.
Argentina y El Salvador siguen siendo los mayores importadores
El volumen total de importaciones de Sudamérica y Centroamérica ha ascendido a 751.000 toneladas, que equivalió a 252 millones de dólares en 2016. El volumen de importaciones ha estado incrementándose a ritmo constante en los tres últimos años, gracias al impulso del crecimiento de los envíos a Argentina, El Salvador y Honduras. No obstante, en términos de valor, este se estancó de 2013 a 2016, afectado por la bajada de los precios de importación. Sin embargo, estas cifras fueron insignificantes si se observa la escala total del mercado: muchos países de Sudamérica y Centroamérica no solo producen grandes cantidades de bananas, sino que también son los principales exportadores de Centroamérica y Sudamérica.
En 2016, Argentina (435.000 toneladas), El Salvador (150.000 toneladas), Honduras (86.000 toneladas) y Colombia (36.000 toneladas) fueron los principales destinos de las importaciones de bananas, y juntos constituyeron el 94% del total importado. Entre los mayores países importadores, Honduras (+20,5% al año), Argentina (+3,5% al año) y El Salvador (+2,2% al año) alcanzaron las tasas de crecimiento anual más altas de 2007 a 2016. Mientras que las cuotas de Argentina (+6 puntos porcentuales hasta un 58%) y Honduras (+8 puntos porcentuales hasta un 11%) se elevaron significativamente en términos de importaciones totales de 2007 a 2016, la cuota de
Colombia mostró una pronunciada contracción (-10 puntos porcentuales hasta un 5%). Las cuotas del resto de países se mantuvieron relativamente estables durante todo el periodo analizado.

Fuente: Fresh Plaza

 

Bananotas

Revista BANANOTAS

Desea ser parte de Bananotas, la revista bitrimestral de A.E.B.E. con artículos del ámbito nacional e internacional. Para más información escríbanos a: eledesma@aebe.com.ec.

 

 

logo-aebe

Para cualquier consulta o sugerencia, por favor escríbanos a eledesma@aebe.com.ec.
Ciudadela Kennedy Norte, Ave. Luis Orrantia y Nahim Isaias, Edificio Classe Piso 3.
Teléfonos: (593-4) 2683200
Guayaquil – Ecuador